Veintepies :: El puerto de Valencia retoma este mes el tráfico de cruceros

PUERTO DE VALENCIA

  Conectar  
|
  Registro  
Veintepies : Nacional : Puerto de Valencia
      




El puerto de Valencia retoma este mes el tráfico de cruceros
El próximo 27 de junio se retomará el tráfico de cabotaje, con la escala del Mein Schiff, y la Autoridad Portuaria de Valencia prevé para julio la primera escala internacional
VM, 01/06/2021

La responsable de Cruceros de la Autoridad Portuaria de Valencia, Francesca Antonelli, informó ayer en el Edificio del Reloj sobre el reinicio de la actividad crucerista en el puerto de Valencia.

pic
Francesca Antonelli, responsable de Cruceros de la APV


Dos días después de que el Boletín Oficial del Estado publicara la resolución de la Dirección General de la Marina Mercante que levanta a partir del 7 de junio la prohibición de la llegada de cruceros internacionales a los puertos españoles, Antonelli informó de las previsiones de Valenciaport.

Obviamente harán falta algunas semanas para que las navieras rehagan sus itinerarios, contraten tripulaciones, aprovisiones sus barcos y, sobre todo, pongan a la venta los camarotes disponibles, pero todo apunta a que el próximo mes de julio llegarán a la dársena valenciana los primeros cruceros internacional. Sin embargo, antes de esto, concretamente el próximo 27 de junio, recalará en Valenciaport el primer crucero desde el 8 de marzo de 2020.

En este caso será un barco de la naviera TUI, el Mein Schiff 2, que realizará un itinerario de cabotaje, esto es, peninsular, y que completará el 60% de su capacidad máxima de pasajeros.

El barco llegará a Valencia procedente de Alicante y con destino al puerto de Barcelona y realizará una segunda escala con un similar itinerario el 11 de julio. "Será el primer crucero nacional desde que se decretara el estado de alarma en marzo de 2020. En concreto, el Aida Sol, fue el último crucero que escaló en Valencia antes de la pandemia y lo hizo el 8 de marzo con 2.174 pasajeros".

Francesca Antonelli recordó que “la prohibición del tráfico de cruceros ha tenido en estos meses un gran impacto para toda la cadena de valor y las empresas que intervienen”. En este sentido, ha afectado no sólo a amarradores o consignatarios, entre otros, sino que también ha incidido de lleno en otros colectivos como touroperadores, taxistas, EMT, guías turísticas, comercios u hostelería. De hecho, la ciudad de València ha dejado de ingresar 70 millones de euros por la actividad de cruceros durante la época de restricción generada por la pandemia, sumando el desembolso inicial más la facturación que supone para los sectores económicos valencianos, tal como recoge un estudio realizado por la Fundación Valenciaport y la Universitat Politècnica de València.

El Mein Schiff 2 es un buque construido en 2019 y equipado con la última tecnología en materia de sostenibilidad. El barco llegará a Valencia con 655 tripulantes y 1.879 pasajeros, el 60% de su capacidad. Por su parte, la naviera alemana garantiza completamente la seguridad , con el cumplimiento exhaustivo del Plan de Gestión del Covid 19 y su propio plan de contingencia. “La APV no ha visto ningún inconveniente para aceptar estas dos escalas, ya que se cumplen todos los requisitos exigidos, desde test previos al embarque, test a los tres días, y separación de flujos bordo a distanciamiento social y el obligatorio uso de la mascarilla en las zonas comunes”, apuntó la responsable de Cruceros de la APV. En este protocolo se incluye la existencia de camarotes de aislamiento en caso de sospecha de casos a bordo y medidas sanitarias especiales, como la incorporación de respiradores y equipos para realizar tests.

Estas medidas de seguridad se trasladarán también a la estancia de los cruceristas en la ciudad. Así, se realizarán excursiones burbuja, de manera que los pasajeros “no podrán visitar la ciudad por su cuenta” y se promocionarán, preferiblemente, las visitas al aire libre en bicicleta o las excursiones panorámicas en autobús. “Se trata de evitar al máximo el contacto con la ciudadanía”, añadió Antonelli.

En definitiva, la recuperación de este tráfico será posible gracias “a la estrecha colaboración entre todos los agentes implicados en el tráfico de cruceros”, constatando una vez más que el de cruceros “es un modo vacacional absolutamente seguro”.

Tal como recordó Francesca Antonelli, Valencia es un puerto mediano que ha registrado un crecimiento sostenible en los últimos años, con 205 escalas y 420.000 pasajeros en las fechas previas a la pandemia. “Con los datos de reservas anteriores al Covid la previsión apunta a que Valencia se situará en torno a los 450.000 pasajeros, pudiendo alcanzar en 2023 el medio millón de cruceristas”, continuó. Además, la responsable de Cruceros de Valenciaport recordó que hay una tendencia muy clara hacia el turismo sostenible y una preferencia por parte de navieras y turistas a realizar visitar al aire libre, como al cauce del río, la Albufera o la huerta valenciana, así como a buscar visitas alternativas fuera de la ciudad, como una bodega en Requena, Sagunto o las Cuevas de San José.

Previsiones
Con todo, Antonelli reconoció que a pesar de la buena noticia que supone la recuperación de este tráfico es “muy complicado” realizar previsiones acerca de la evolución de los cruceros en 2021 y la recuperación del tráfico internacional: “Las navieras están realizando un esfuerzo muy importante. Hay que recordar que muchos de los buques posicionados en West Med, la región en la que se sitúa el puerto de Valencia, se han dirigido a East Med, aprovechando los avances sanitarios de destinos como Israel, de manera que las compañías deben realizar sus cálculos para ir recuperando itinerarios”. “En todo caso - aseguró Antonelli - Valencia está en los mapas de los itinerarios de cruceros y se nos va a tener en cuenta”.





 

Back to topVolver arriba