Veintepies :: El 18 de enero vence el plazo para presentar ofertas al proyecto de accesos a la terminal de pasajeros

PUERTO DE VALENCIA

  Conectar  
|
  Registro  
Veintepies : Nacional : Puerto de Valencia
      




El 18 de enero vence el plazo para presentar ofertas al proyecto de accesos a la terminal de pasajeros
El próximo 18 de enero concluye el plazo para la presentación de ofertas a la redacción del proyecto de accesos a la nueva terminal pública de pasajeros en el puerto de Valencia, situada en el espacio de los antiguos astilleros de Unión Naval Valencia
VM, 30/12/2020

El plazo de ejecución del proyecto es de doce meses y el presupuesto base de licitación asciende a 362.998,54 euros. Esta zona de pasaje, externa al recinto aduanero, cuenta con tres usuarios: Trasmediterránea, el edificio de oficinas de Boluda y la Estación de pasaje internacional, en la que está previsto concentrar los cruceros y ferrys.

pic
Imagen virtual de la nueva terminal de pasajeros (Foto Baleària)


Aunque en su oferta Balearia Eurolíneas Marítima, concesionaria del concurso convocado para la construcción y explotación de la nueva terminal, proponía que el parking de Mostaganem se mantuviera en la ubicación actual, es decir, entre la fase III de los edificios de la APV y el cauce del río Turia, lo cierto es que en la licitación para la redacción de los accesos se propone un parking en altura en el lugar en el que en la propuesta de Baleària se ubicaba el parking de larga estancia, junto a las oficinas de Boluda. En este sentido, el traslado del parking de Mostaganem puede favorecer que se traslada la zona de control fronterizo que han propuesto en el Espigón del Turia a una ubicación más cercana. Con todo, no será necesario el paso inferior que Baleària propone desde el parking hasta el Espigón Turia.

Por otro lado, la ordenación de la parcela de la nueva terminal tiene varios condicionantes, entre otros, el mantenimiento de la nave de Boluda, el depósito de agua y la grada, aunque ésta se puede demoler parcialmente y puede que con el traslado de los controles fronterizos de ferrys tengan que hacerlo. Además, el acceso viario, peatonal y ciclista a la nueva zona tiene que salvar el ferrovarril, así como una carretera de un carril por sentido de acceso de camiones procedentes del acceso sur cuyo destino será Trasmediterránea.

En todo caso, la propuesta deberá incluir un estudio de soluciones que tenga en consideración la propuesta con terraplenes y otra con estructuras, ambas dirigidas a lograr la mejor integración con los tinglados y producir el menor impacto visual posible. La primera de ellas persigue unificar la terminal de pasaje con la zona urbana y la segunda, impacta los mínimo visualmente, mantenimiento la Marina separada de la zona portuaria.

En este contexto, la propuesta debe incorporar un estudio de impacto paisajístico y, puesto que hay que remodelar la rotonda que compartimos con la ciudad, se deben tener en cuenta las necesidades de la Marina Sur y la zona de Lonja de Pesca, el PAI del Grao y la remodelación del puente de Astilleros y las necesidades de la Autoridad Portuaria. Además, y ya que participa el Ayuntamiento y diferentes concesionarios, el adjudicatario deberá contar con el consenso del Ayuntamiento y Balearia.

Ubicada entre el Muelle de Poniente y el Muelle del Espigón del Turia, en la zona antes ocupada por el astillero de Unión Naval de Valencia, la superficie destinada la terminal cuenta con unos 100.000 metros cuadrados y se otorga a Baleària por un plazo de 25 años, prorrogables hasta un máximo de 50 años.

El proyecto presentado por Baleària es cien por cien sostenible ya que garantiza que toda la energía eléctrica se producirá en las propias instalaciones y será de origen renovable, fotovoltaica, eólica, hidrógeno renovable o biocombustible. La estación marítima funcionará con cero emisiones contaminantes y apostará por la economía circular. Así, la infraestructura se alineará con el compromiso de la compañía con la Agenda 2030 de Naciones Unidas y los 17 objetivos de desarrollo sostenible asumidos por Baleària.

La inversión asciende a 37 millones de euros en la infraestructura, que comprenderá unos
63.000 metros cuadrados y 13.462 de lámina de agua concesionada en los antiguos terrenos de la Unión Naval.

El proyecto de Baleària contempla unos tráficos anuales de 370.000 pasajeros en los primeros cinco años de explotación, que se situaría alrededor del medio millón en los años siguientes, con un crecimiento anual pautado del 2%, según la estimación conservadora de la naviera.





 

Back to topVolver arriba