Veintepies :: La Estación Marítima se convertirá en sede de 300 startups y en referente del cambio de modelo económico

PUERTO DE VALENCIA

  Conectar  
|
  Registro  
Veintepies : Nacional : Puerto de Valencia
      




La Estación Marítima se convertirá en sede de 300 startups y en referente del cambio de modelo económico
La antigua Estación Marítima de Valencia, un edificio de aproximadamente 7.000 metros cuadrados que estaba condenado a la demolición, podrá acoger en un espacio único hasta a 300 startups ya consolidadas y contribuirá a que la Marina de València sea una referencia nacional e internacional en una nueva economía emergente y basada en la innovación, según ha informado esta mañana la alcaldesa en funciones y responsable del área de Desarrollo Económico Sostenible, Sandra Gómez.
VM, 07/08/2017

El edificio será acondicionado con cargo a la iniciativa privada y se optará por un sistema de concesión administrativa para ponerlo en valor y ser, junto al proyecto del Alinghi y el de Mejora del Espacio Público, uno de los símbolos del despegue de la Marina de València. pic

“Es voluntad tanto del Consorcio como del Ayuntamiento situar y referenciar la Marina de València como un polo de innovación y de referencia para el desarrollo de nuevos sectores económicos emergentes, y tenemos que aprovechar todos los espacios porque queremos que la Marina sea una referencia en la nueva economía y en el desarrollo de estos nuevos sectores”, afirmó la alcaldesa en funciones y concejala de Desarrollo Económico Sostenible, Sandra Gómez, durante su visita a la antigua Estación Marítima, en la que estuvo acompañada por Ramón Marrades, director de estrategia de la Marina de València.

“Tenemos que aprovechar espacios como el de la antigua Estación Marítima, y es por ello que estamos desarrollando un proyecto con la Asociación Valenciana de Startups para que este edificio pueda acoger a startups ya consolidadas que llevan unos años de recorrido y que entendemos que es positivo que se referencien en un único espacio, como ocurre en otras ciudades”, añadió Sandra Gómez en esta edificio que, como ha comentado Ramón Marrades, “incomprensiblemente estaba condenado a desaparecer”.

Según la información facilitada durante esta visita a un edificio “sólido” y con un una superficie aproximada de 7.000 metros cuadrados, la antigua Estación Marítima será debidamente acondicionado con cargo a la iniciativa privada para acoger a esas empresas startups que, tras la fase de incubación, se encuentren ya en un avanzado estado de desarrollo. “Creemos que eso es beneficioso para el sector, en primer lugar por la búsqueda de sinergias. En segundo lugar por la búsqueda de proyectos comunes de colaboración y, en tercero y más importante, porque puede ayudar a consolidar un ecosistema que facilite la llegada de nuevas inversiones”, puntualizó Sandra Gómez.

La concejala recordó que “a día de hoy la dispersión era un hándicap para el sector de las startups”. “Tenemos empresas fuertes, empresas de éxito, pero se encuentran dispersas por todo la ciudad, y una de sus principales reivindicaciones era que las administraciones les ayudáramos a buscar un espacio único en el que poder ubicarse todas ellas y poder aprovechar las ventajas que eso conlleva”, aseguró Sandra Gómez. “Creemos que la Marina de València es ese espacio, y gracias al trabajo que se ha desarrollado y a las negociaciones que se han llevado a término podemos decir que a la Estación Marítima puede albergar este proyecto que sobre todo vendrá liderado por la propia Asociación Valenciana de Startups, que apenas lleva un año constituida y que engloba y representa a todas estas empresa emergentes”.

Ha hablado del objetivo del Govern de la Nau “de que Valencia diversifique su actividad económica a través del desarrollo de nuevos sectores que nos ayuden a tener un crecimiento de mayor valor añadido, más sostenible y que genere empleo de calidad. Por eso queremos apostar por la innovación y por estas nuevas empresas, que no son el futuro sino que son el presente”. Sandra Gómez manifestó que “aquellas ciudades que sepan situarse como referentes en el desarrollo de nuevos sectores creemos que obtendrán una gran ventaja a medio y largo plazo. Estamos convencidos de que iniciativas como esta nos harán sentirnos muy satisfechos dentro de muy pocos años, porque asientan las bases y los pilares de un nuevo sector que va a ser uno de los principales motores económicos de España, y esperamos que València pueda realizar una importante aportación para ello”.

Plan Estratégico
Ramón Marrades explicó que “desde la Marina de Valencia seguimos implementando el Plan Estratégico que presentamos en marzo pasado, y esta es una pieza fundamental porque supone el aprovechamiento de una infraestructura que incomprensiblemente estaba condenada a la demolición. Nosotros lo que estamos intentando construir desde aquí es un distrito innovador con una doble vertiente: la actuación productiva para traer aquí a las empresas más innovadoras que contribuyan a difundir los aspectos positivos de la innovación alrededor de los Poblados Marítimos, y llevar a cabo una acción de mejora del espacio público y de la apropiación ciudadana de ese espacio”. Marrades añdió que la gente está creyéndose cada vez más que este es un espacio suyo, y queremos contribuir a ello con muchas pequeñas acciones que irán subiendo de escala”. pic

El director de Estrategia de la Marina de Valencia, Ramón Marrades, ha resaltado que “hemos construido un consenso, desde el punto de vista empresarial, sobre la potencialidad de este espacio, y lo estamos construyendo también con la ciudadanía. Dentro de esa estrategia es una pieza fundamental aprovechar primero los edificios que con una inversión más pequeña podremos utilizar más pronto desde una perspectiva de trabajar más el contenido y menos el continente. La recuperación y utilización de la Estación Marítima, junto al proyecto del Alinghi y la primera fase del proyecto de mejora del espacio público simbolizan de alguna manera el despegue de la Marina de Valencia”.

Marrades calificó como “muy coherente” el proyecto presentado por inversores privados para la instalación en el edificio de la antigua Estación Marítima de las startups más consolidadas.

“Había una carencia respecto a qué pasaba cuando esas empresas se están haciendo grandes, se están consolidando pero necesitan todavía el beneficio de estar juntas pero que ya no pueden hacerlo en una incubadora de empresas”, apuntó.

Concesión
A partir de ahora se inicia un proceso de concesión administrativa con normas de transparencia y libre concurrencia que tenemos, para la adjudicación a un inversor privado a partir de la aprobación en la próxima comisión delegada del Consorcio.

Según explicaron Gómez y Marrades, dejaremos un periodo para que otras empresas y otros interesados, que ya tenemos unos cuantos, puedan presentar si quieren proyectos alternativos pero igualmente orientados a la creación de un espacio para empresas tecnológicas que están en vías de consolidación, que han de trabajar juntas su formación, sus servicios, y para que haya formación y difusión de los efectos positivos de la innovación y una conexión internacional orientada a la atracción de capital y la atracción de talento. “No hemos de olvidar - añadieron durante su visita los representantes del Ayntamiento y la Marina - que ésta es la punta de lanza de una transformación mucho más importante y que después tenemos otros edificio dentro del distrito de innovación de la Marina de Valencia ,como son el Tinglado 4 y 5 y el edificio de los Docks, que vienen en el paso siguiente”.

La empresa adjudicataria habrá de asumir la reforma y acondicionamiento del edificio de la antigua Estación Marítima, “un edifico sólido”, que se calcula que pueda realizarse por menos de un millón de euros “con un nivel adecuado de calidad arquitectónica y de diseño", además de abonar el correspondiente canon como cualquier otra concesión. "El contrato se puede prolongar hasta 30 años. Es una inversión privada que se acopla a la estrategia de ciudad y a la estrategia de la Marina de Valencia”.

Un edificio emblemático para la comunidad portuaria
El edificio de la Estación Marítima lleva varios años desocupado, pero, sin duda, durante muchas décadas ha sido un referente para la comunidad portuaria y logística valenciana.

Durante años albergó el ya emblemático Restaurante Jose Mari, cuya alma mater fallecía hace apenas unos días, y actuó como sede de las reuniones del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Valencia. Años después, y tras el tirón de la America’s Cup, que lo convirtió en su centro de prensa, se convirtió en terminal de cruceros de la mano de Valencia Cruise Terminal, una iniciativa empresarial que finalmente no cuajó.





 

Back to topVolver arriba