Veintepies :: Por un mundo más seguro

EMPRESAS

  Conectar  
|
  Registro  
Veintepies : Empresas
      


Por un mundo más seguro
VM, 28/12/2020

Cada vez más, los países en vías desarrollo o con situaciones político-económicas fluctuantes, cuidan más la calidad de los productos que se consumen en el mercado doméstico o se utilizan en la industria local.

Con este fin, algunos gobiernos establecen programas de Conformidad de Producto según los cuales las empresas que envían mercancía a sus países están obligadas a obtener previamente un Certificado de Conformidad (CoC). Estos certificados acreditan que los productos importados son conformes a normas y estándares sanitarios, de calidad y seguridad, internacionalmente reconocidos y aprobados por las autoridades competentes con el fin de proteger la salud pública, el comercio, la industria y el medioambiente.

SGS, referente mundial en verificación, inspección, certificación y ensayo dispone de una red global de oficinas, laboratorios, personal experto y contrastada experiencia para emitir certificados de conformidad de forma ágil y eficaz, considerando cada tipo de producto, los planes productivos, la organización logística y las necesidades particulares de cada fabricante o exportador.

El proceso de certificación consta de dos partes.

En una primera fase se verifica que la mercancía es conforme a las normas aceptables por el país de importación mediante revisión de la documentación de calidad disponible sobre el producto (pruebas o certificados del control de calidad interno o externo, resultados de análisis o ensayo, certificaciones de calidad u homologaciones, etc.) Si la documentación aportada no es suficiente para acreditar la conformidad respecto a la normativa o parámetros de verificación aplicables, SGS asesora en la ejecución de los ensayos pertinentes.

Las autoridades competentes del país de importación suelen aceptar un esquema simplificado de certificación para exportaciones frecuentes de mercancía de características similares. En tales casos, SGS emite un registro anual de productos basado en un examen exhaustivo de la calidad de los mismos. Este registro convalida los trámites de verificación iniciales y agiliza la emisión del certificado de conformidad antes de cada embarque.

Una vez aprobada la calidad del producto, la mercancía es inspeccionada físicamente junto con el embalaje, las marcas y los manuales o instrucciones de uso (si es el caso).

Para agilizar y facilitar al exportador el proceso de inspección, SGS utiliza técnicas de inspección digital, de manera que el proceso de inspección no está sujeto a desplazamientos físicos o restricciones de movilidad.

Cabe destacar que los clientes con registro anual ven reducido el número de inspecciones obligatorias y, en ocasiones, gozan de exención de inspección en envíos puntuales.

Por último, el certificado de conformidad se emite como conclusión a todas las verificaciones previas. El certificado acredita que la mercancía exportada cumple con los requisitos de calidad y seguridad establecidos por las autoridades del país importador y es garantía irrefutable de calidad para el consumidor local.

SGS es un socio independiente, comprometido con sus clientes y obligado ante las autoridades que le acreditan. Prueba de ello es la confianza recibida de numerosos gobiernos en la gestión de verificación de sus importaciones y controles de riesgo aduaneros. Sin embargo, el mayor compromiso de SGS es mantener el más alto nivel de integridad y profesionalidad en todas nuestras acciones, por lo que se nos reconoce como referente global, y se traduce en nuestro trabajo diario por una sociedad más amable, segura y un mundo más sostenible.

Por todo ello, tenemos una serie de Gobiernos que confían en SGS como socio para emitir certificación de conformidad preembarque, como son los de:
ARABIA SAUDÍ, ARGELIA, BURUNDI, CAMERÚN, COSTA DE MARFIL, EGIPTO, ETIOPÍA, GABÓN, HAITÍ, KENIA, KUWAIT, LIBIA, NIGERIA, QATAR, UGANDA, ZANZÍBAR.

pic




 

Back to topVolver arriba