Veintepies :: Cada vez más empresas utilizan remolcadores en áreas de riesgo

EMPRESAS

  Conectar  
|
  Registro  
Veintepies : Empresas
      


Cada vez más empresas utilizan remolcadores en áreas de riesgo
Pyroban informa de un aumento de uso de remolcadores eléctricos en atmósferas potencialmente explosivas para permitir la manipulación manual.
VM, 26/04/2017

«Los remolcadores eléctricos pueden completar el triángulo de arranque en zonas peligrosas, a menos que estén debidamente protegidos —comenta Rob Vesty, director de ventas de Reino Unido e Irlanda de la empresa de seguridad Pyroban®—. Creemos que cada vez hay más remolcadores en zonas de riesgo y las empresas necesitan garantizar la seguridad de su personal que realiza labores de manipulación manual». pic

Los remolcadores eléctricos suelen usarse para empujar, tirar y dirigir cargas pesadas sobre ruedas pivotantes o rieles, por ejemplo en plantas de producción. MasterMover® es un fabricante de remolcadores que lleva tiempo trabajando con Pyroban para asegurar que cualquier cliente que opere con una atmósfera potencialmente explosiva pueda recibir un modelo que cumpla con los requisitos de la directiva ATEX.

«Uno de los ejemplos recientes es una empresa de fabricación del sector aeroespacial donde se trasladan piezas de aeronaves grandes en áreas de pintura mediante pulverización potencialmente explosivas con nuestras remolcadoras eléctricas» comenta Hugh Freer, director de ventas de MasterMover, explicando que los remolcadores eléctricos MasterMoverconcentran el peso de la carga directamente sobre la rueda motriz, facilitando la manipulación de cargas por parte del operador.

«Hemos eliminado el riesgo de incendio provocado por los vapores de los disolventes en los motores y otros componentes con la protección para explosiones de Pyroban —comenta Hugh—. No solo estamos protegiendo al personal, sino también a la cadena de suministro del riesgo de explosión y de las pérdidas derivadas».

Pyroban puede convertir casi todos los modelos de MasterMover para su funcionamiento en zonas clasificadas con el número 2 gracias a system6000E, un proceso de conversión que dura entre 6 y 8 semanas y que se realiza en una de las fábricas de Pyroban en Reino Unido o los Países Bajos.

Una de las principales características del system6000E™ es el sistema de detección de gases que desconecta de forma segura el remolcador y realiza una parada controlada si detecta niveles elevados de gases o vapores inflamables. El sistema realiza un autodiagnóstico en el arranque y una autocalibración asegurando a los operadores que trabajan cada día en atmósferas potencialmente explosivas.

También se emplean carcasas de respiración restringida para alojar muchos de los componentes y el enfriamiento de la temperatura de la superficie asegura que los motores, frenos, componentes eléctricos y otros componentes permanezcan por debajo de la temperatura de autoignición de los materiales inflamables. Las temperaturas también se controlan lo que permite una desconexión controlada del remolcador si supera determinados niveles.

«Hemos abastecido a muchas industrias en las que hay materiales inflamables presentes, principalmente de los sectores de la automoción, farmacéutico, químico y petroquímico —cuenta Hugh—. La demanda de sistemas de protección contra explosiones se ha incrementado en los últimos años y ha habido un fuerte incremento en los mercados a los que exportamos».

La empresa ha suministrado recientemente dos modelos MT400 a un cliente de Polonia que fabrica productos para el cuidado de la madera, donde hay presentes disolventes inflamables.

Hugh explica que los clientes de MasterMover disfrutan de una importante reducción de la necesidad de manipulación manual, gracias al movimiento rápido y sencillo de las cargas sobre ruedas, como recipientes, contenedores, ingredientes, máquinas y productos acabados.

Pyroban también suministra elementos de protección contra explosiones para zonas clasificadas como 1 y también soluciones para aplicaciones en zonas clasificadas como 21 y 22, donde hay polvo presente. Certificado con grupos de gases IIA y IIB, las conversiones de Pyroban cuentan con la aprobación plena de la CE conforme a la Directiva ATEX 2014/34/UE y la norma EN 1755:2000+A2:2013. También se cuenta con la autorización por escrito de MasterMover conforme a la ISO 3691-1:2011.

«Algunas empresas no se dan cuenta de que los remolcadores eléctricos pequeños suponen un peligro muy real de explosión en zonas peligrosas —cuenta Rob Vesty—. En los lugares en los que no hace falta cumplir al 100% con ATEX, también podemos ofrecer una seguridad añadida con Gascheka duo™, que se puede instalar in situ y permite la detección de gases y vapores y la desconexión».

La asistencia técnica se ofrece a través del distribuidor local de MasterMover y los técnicos reciben formación para realizar el mantenimiento del sistema Pyroban.

MasterMover fabrica remolcadores eléctricos en Reino Unido y cuenta con clientes en todo el mundo para mover cargas de 50 kg a 120 000 kg.

pic


 

Back to topVolver arriba