Un servicio de Valencia Marítima
Miércoles, 22 de mayo de 2024


Boluda analiza su impacto ambiental, social y de gobernanza durante el año
La compañía ha hecho públicos sus informes ESG y EINF del ejercicio de 2022, en el que incorporó tecnologías limpias y eficientes que han mejorado su impacto sostenible
VM, 27/11/2023

Boluda Corporación Marítima sigue acelerando sus esfuerzos para la mejora de su impacto en el medioambiente, uno de los retos principales de la compañía a futuro. Así lo marcan dos informes que se llevaron a cabo durante el ejercicio de 2022 y que recogen todas las acciones que la empresa implementó durante el año para recudir su huella de carbono y prosperar en su impacto social y de gobernanza. Boluda hizo públicos ambos informes la pasada semana: el EINF (Estado de Información No Financiera Anual) y el ESG (Environment, Social and Gobernance). Ambos recopilan las diferentes medidas adoptadas y su evolución en toda la cadena de valor de su actividad en sus dos divisiones, Boluda Shipping y Boluda Towage. pic

Entre las acciones más destacadas, dentro del objetivo de la compañía de adquirir buques más verdes y velar por la calidad de su flota, Boluda subraya innovaciones como la tecnología Onboard, que permite reducir emisiones y optimizar combustible a través de la gestión de datos. Además, todos los residuos peligrosos derivados del combustible se entregan a gestores autorizados para su valorización. La compañía también trasladó que usó pinturas con base de silicona en sus navíos para minimizar el impacto producido en las especies acuáticas.

En cuanto a eficiencia energética, Boluda Corporación Marítima también cuenta con una instalación de puertos Onshore Power Supply (OPS) para conectar los buques a la red eléctrica y reducir así la quema de combustible, ruido y contaminación mientras están parados. La inversión en combustibles alternativos es uno de los grandes proyectos sobre la mesa, donde la compañía está llevando a cabo un estudio de viabilidad sobre la transición energética en su flota, pasando de combustibles procedentes de fuentes fósiles a combustibles alternativos como el biofuel o el hidrógeno (H2).

Impacto social
Los informes publicados también trasladan el desarrollo de acciones encaminadas al desarrollo de oportunidades para la plantilla de la compañía, que trazó un plan de formación anual en el que se han destinado “más de 29.290 horas totales de formación” para empleados. Del mismo modo, Boluda redujo durante el ejercicio la tasa de gravedad de los accidentes laborales, en línea con el compromiso de lograr una actividad con cero accidentes.

Además, la compañía también aumentó sus aportaciones anuales de apoyo al sector, con asociaciones benéficas o diferentes asociaciones de trabajadores de la industria y pequeñas agrupaciones locales.

Buenas prácticas
Grupo Boluda también destacó el refuerzo de su Sistema de Compliance, donde su comité interno se reúne regularmente analizando temas relevantes relacionados con la prevención.

Durante el ejercicio, actualizó más de 60 normas y convenios de trabajo digno, incluidos en el convenio MLC 2006, un acuerdo internacional suscrito entre la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización Internacional de Trabajadores (OIT), que establece unas condiciones mínimas de trabajo y de vida para todos los trabajadores de los barcos.

“Sabemos que la sostenibilidad de nuestras acciones depende de la sostenibilidad del ecosistema en el que operamos. Es una interdependencia muy clara que exige estar siempre a la vanguardia de soluciones para limitar nuestro impacto, proteger el medio ambiente y trabajar de forma armoniosa con nuestros socios y partes interesadas”, aseguró Vicente Boluda Fos, presidente de Boluda Corporación Marítima.

Hoy, el objetivo esencial del sector marítimo es alcanzar el acuerdo “Fit for 55” de la UE, mediante el que Europa aspira a ser el primer continente neutro de cara a 2050, reduciendo emisiones de gases en un 55% para 2030. Y Boluda quiere ser actor clave.