Un servicio de Valencia Marítima
Miércoles, 22 de mayo de 2024


Mitma pone en servicio la conexión sur de Oliva de la N-332 con la AP-7, tras una inversión de más de 35,8 millones de euros
VM, 20/11/2023

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) pone hoy en servicio la nueva conexión sur de Oliva, un tramo de 2,5 km de carretera convencional que conectará la N-332 con la AP-7 al sur de esta localidad en la provincia de Valencia.

El presupuesto de las obras ha ascendido a 29,7 millones de euros, lo que, sumado a las asistencias técnicas vinculadas y expropiaciones estimadas, arroja una inversión total de 35,8 millones de euros (IVA incluido).

Con la puesta en servicio de esta nueva conexión al sur de Oliva, y la conexión ya existente al norte de la población, se podrá emplear la autopista AP-7 como variante de la carretera N-332, disminuyendo así el tráfico en la travesía de Oliva, especialmente en lo que respecta al tráfico de vehículos pesados, mejorando con ello la seguridad vial y la calidad de vida de sus habitantes.

Históricamente, la carretera N-332 ha constituido el principal eje de vertebración de la comarca de La Safor y ha soportado más de 15.000 vehículos de media al día con un 10% de vehículos pesados. La liberación de la autopista AP-7 en enero de 2020 redistribuyó hacia esta vía el tráfico de largo recorrido que atravesaba la comarca, pero el tráfico en la carretera N-332 se mantuvo en unos 10.000 vehículos con un 7% de pesados atravesando el casco urbano de Oliva.

Características técnicas
La nueva conexión tiene una longitud total de 2,5 km y su sección transversal consta de dos carriles de 3,5 metros de anchura con arcenes de 1,5 metros y bermas de un metro.

Este nuevo tramo de carretera presenta tres conexiones:
El enlace de la carretera N-332 con la autopista AP-7 se ha resuelto a través de un enlace tipo trompeta, con una estructura que cruza la AP-7 salvando las dos calzadas sin ningún apoyo entre las mismas debido a lo estricto de su sección.

Se ha remodelado el enlace existente sobre la N-332 para independizar el tráfico de la nueva carretera del resto de movimientos con origen y destino las playas, el polígono industrial y los caminos municipales.

La conexión del nuevo tramo de carretera nacional con la carretera CV-715, que comunica los municipios de Oliva y Pego, se ha resuelto mediante un nuevo vial de 850 m que conecta el enlace de pesas existente en la nacional, con una nueva glorieta construida sobre la carretera CV-715, evitando así el paso de este tráfico por el casco urbano de Oliva.

En aras de facilitar y fomentar la movilidad de peatones y ciclistas se construye una conexión a distinto nivel entre el casco urbano de Oliva y el Camí Vell de Pego, que servirá para canalizar el tráfico ciclo peatonal en esta zona, mejorando la permeabilidad transversal de la infraestructura.

Todas las obras se han llevado a cabo procurando minimizar las inevitables afectaciones al tráfico, especialmente cuando los trabajos afectaban a la calzada en servicio, efectuados en horario nocturno y evitando periodos estivales.

Las actuaciones han incluido la integración paisajística y ambiental, la prolongación de todas las acequias atravesadas por la traza, la reposición los servicios afectados, así como la señalización vertical, horizontal y elementos complementarios que permiten la total funcionalidad de la infraestructura.

Se han realizado plantaciones en una superficie de más de 80.000 m2: 1.450 árboles (cedros, pinos y tuyas) y 6.517 arbustos (Adelfa, Taray, Coscoja, Romero y Lanvanda) que actuarán como sumideros de carbono para reducir la huella de carbono producida por los vehículos que circulen por la nueva infraestructura, contribuyendo así a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con los que está comprometido el Mitma. Como sumidero principal por su amplitud, destaca el área de 50.000 m2 entre la nueva vía y su conexión de la CV-715, que se ha dotado de nuevas plantaciones, se han adecuado las existentes (naranjos fundamentalmente) y trasplantado aquellas que interferían con la traza (palmeras y olivos, entre otros).