Un servicio de Valencia Marítima
Viernes, 01 de marzo de 2024


Los vecinos de Natzaret Unit pedimos a las administraciones que recurran la sentencia que paraliza la ZAL
JOSÉ ANTONIO BARBA
Presidente Asociación de Vecinos, Nazaret Unido
VM, 12/05/2022

La Asociación de Vecinos Natzaret Unit, integrada por más de 500 familias, quiere hacer un llamamiento a las administraciones competentes y que tienen posibilidades de intervenir en el futuro de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del Puerto de Valencia, que desarrollen todos los esfuerzos posibles para reactivar un proyecto que iba a traer esperanzas de futuro para uno de los barrios de Valencia que combina a su vez grandes posibilidades de crecimiento y graves problemas de paro.

La ZAL ya tenía comprometida la construcción de 4 empresas que iban a invertir más de 70 millones de euros y que directa e indirectamente iban a hacer posible la creación de más de 2.000 empleos cuando estuvieran vendidas todas sus parcelas.

En los pliegos del concurso para la adjudicación del uso de los terrenos de la ZAL se animaba a las empresas que aspiraban a instalarse junto a Natzaret a comprometerse a contratar a personas pertenecientes a familias o a grupos con peligro de exclusión social.

La paralización, por segunda vez, del Plan Especial de Natzaret ha echado al traste con estas esperas y con la creación de 1.500 empleos.

Para los vecinos de Nazaret, el proyecto de ZAL reunía todas las exigencias que habían planteado la Generalitat – era un plan promovido por la Generalitat – y el Ayuntamiento de Valencia.

El propio alcalde ha llegado a reconocer en varias ocasiones que la ZAL ya era irreversible. "Ni los agricultores ni nadie plantean ya que la ZAL pueda reconvertirse en huerta", llegó a decir el 20 de mayo de 2020 en varios diarios y emisoras de radio y de TV; que pueden testificar que es así de cierto.

Y declaraciones similares ha realizado a otros medios; por lo que no entendemos, que tras conocerse la sentencia que anula el segundo Plan Especial dijera que se “alegraba”.

¿Se alegraba el alcalde de perder 1.500 empleos en una de las zonas más castigadas por la crisis? Eran 1.500 puestos de trabajo los que iban a crear las cuatro primeras empresas que allí se iban a instalar, a los que se sumarían otros 500 o más de las otras empresas que ya tenían puestos sus ojos en las parcelas pendientes de adjudicación.

Ahora nos encontramos con una ZAL totalmente urbanizada, lista para ser recepcionada por el Ayuntamiento, y 1.500 puestos de trabajo en el aire.

Por todo ello, solicitamos a la Generalitat, a la Autoridad Portuaria de Valencia, a SEPES y al Ayuntamiento que recurran ante los tribunales de Justicia para que reconsideren un proyecto que es una esperanza para el futuro de nuestro barrio.