Un servicio de Valencia Marítima
Domingo, 03 de marzo de 2024


La Marina de València restringe el acceso al parking ubicado en la antigua Estación Marítima
VM, 04/10/2021

Desde el viernes, los trabajadores de las empresas de la Comunidad Portuaria del entorno de la dársena valenciana se encontraron el parking de la Estación Marítima, que hasta entonces utilizaban como aparcamiento para asistir a su puesto de trabajo, restringido sólo para abonados.

pic
Parking de la Estación Marítima el viernes cuando entró en vigor la restricción


Este abono, según detallan los responsables de la Marina de Valéncia, “únicamente está destinado a las empresas que están ubicadas dentro de sus instalaciones”, tiene un coste de 25 euros al mes en horario laboral, pero en ningún caso está disponible para aquellos trabajadores que no realicen su actividad dentro de la Marina.

Los trabajadores de compañías navieras, transitarias, consignatarias y todas aquellas que desarrollan su actividad de la mano de Valenciaport en esta zona portuaria, denuncian que la restricción al parking de la Estación Marítima es “una acción discriminatoria para todos aquellos que necesitamos aparcar en la zona para llegar a nuestros puestos de trabajo”.

Según fuentes consultadas por este medio, la decisión de restringir el acceso al parking de la Estación Marítima fue trasladada por los responsables de la Marina de València a los sindicatos de las empresas de la Comunidad Portuaria y las mismas fuentes detallan que han ofertado a los trabajadores de las empresas del sector, y con un coste de 40 euros, la opción de acceder al parking ubicado en el Edificio del Veles e Vents, en la zona Norte de la dársena valenciana.

Infrautilizado
La restricción de acceso al parking de la Estación Marítima ha provocado que este espacio destinado al aparcamiento de vehículos “se encuentre infrautilizado”, según señalan los trabajadores de las alrededor de 400 empresas del sector logístico portuario que desarrollan su actividad en el entorno de Valenciaport y que a partir del pasado día 1 de octubre, - cuando entró en vigor esta restricción-, no podrán aparcar en la Estación Marítima a pesar de expresar su deseo de poder acceder al abono. Una opción, que de momento, los responsables de la Marina de València no contemplan.