Un servicio de Valencia Marítima
Domingo, 03 de marzo de 2024


El TSJ dilucidará la posible “lesividad” del rescate de la concesión de UNV
El Tribunal Superior de Justicia dirá la última palabra sobre la resolución del Consejo de Administración de la APV sobre el rescate de la concesión titularidad de Unión Naval Valencia en el puerto de Valencia
VM, 30/06/2021

Arranca ahora un procedimiento dirigido a declarar la “lesividad” de la resolución del Consejo de Administración que en 2018 decidió proceder al rescate de la concesión de Unión Naval Valencia en el puerto con el fin de destinar ese espacio a la nueva terminal de pasajeros del enclave, en un principio prevista en la ampliación norte, pero que posteriormente se decidió, en base a los informes pertinentes, trasladar a la zona ocupada hasta la fecha por UNV.

pic
Instantánea del Consejo de Administración de la APV (Foto Valenciaport)


Tal como explicaba ayer el presidente del puerto de Valencia al término de la reunión del Consejo de Administración, la decisión se basó en los oportunos informes jurídicos y técnicos y respondía exclusivamente a la mejor oportunidad de situar la terminal internacional de pasajeros en una zona más próxima a la ciudad y, por tanto, con mejores accesos para el uso, por ejemplo, del transporte público, accesible en ese punto para los cruceristas.

Cuando se trasladó el asunto al Consejo de Administración existía la posibilidad de proceder al rescate de la superficie de 90.000 metros cuadrados ocupada por UNV, con fecha de vencimiento en 2027, o a la caducidad de la concesión y se optó por la primera opción. Al tomar esta decisión, la APV planificó una nueva concesión de 4.700 metros cuadrados, situada en la superficie citada de 90.000 metros caudrados para que Boluda ubicara su nuevo edificio de oficinas y el asunto salió a información pública en noviembre de 2018.

Sin embargo, la auditar las cuentas de 2019 la Abogacía del Estado señala que el rescate no era la opción oportuna y propone la caducidad. “Nosotros - señala Aurelio Martínez - asumimos el informe y la hoja de ruta que ahora propone la Abogacía del Estado y, por tanto, el Consejo ha aprobado hoy corregir la decisión que tomaron los consejeros en su momento”.
Considerando que “la APV siempre ha actuado conforme a informes jurídicos y técnicos, será ahora Puertos del Estado y luego el ministro José Luis Ábalos el que, en un plazo de seis meses, se posicione acerca del rescate o la caducidad, trasladando el tema al Tribunal Superior de Justicia, que será el que finalmente tome la decisión.

Por su parte, la Autoridad Portuaria ha solicitado la suspensión parcial con el objetivo de seguir con los planes previstos para esa zona, es decir, la planificación de la terminal de pasajeros, que, en todo caso, tal como señaló el presidente de Valenciaport no se verá en ningún caso comprometida, puesto que tanto el rescate como la caducidad son fórmulas de acuerdo a las cuales los terrenos revierten a la APV. Es decir, en este proceso sólo estaría en tela de juicio la concesión de 4.700 metros cuadrados otorgada a Unión Naval Valencia y el nuevo edificio de oficinas situado en ella.

Por otro lado, y ante la petición por parte de Podem València de su dimisión como presidente de Valenciaport, Aurelio Martínez aseguró que “es la primera vez que me piden la dimisión por cumplir la ley” y aclaró que si el TSJ opta por la caducidad al día siguiente se licitaría la demolición del edificio y se iniciaría el proceso de concesión de la terminal.

Tráfico
Aurelio Martínez expuso al Consejo los resultados de tráfico registrados en el último mes, que se han comparado con los de 2019, puesto que la crisis sanitaria convirtió al primer semestre de 2020 en un período muy particular.

El tráfico total ha registrado un crecimiento del 4% y el de contenedores, un 2%, pero destaca sobre todo la evolución de la exportación, con un aumento del 15% en la tasa acumulada, demostrando la opción de la economía española para salir de la crisis. Destinos como China, India, Canadá o Marruecos crecen notablemente y las cifras hacen pensar en un cierre de año “muy bueno” en comparación con 2019.

El Consejo aprueba la primera autopista ferroviaria Valencia-Madrid en ancho ibérico
El Consejo de Administración de la APV aprobó ayer la puesta en marcha de la primera Autopista Ferroviaria Valencia-Madrid en ancho ibérico. “De igual manera que el camión elige el barco (embarcando el semirremolque) para liberar la carretera y contribuir a la sostenibilidad - explicó el director general de Valenciaport, Francesc Sánchez -, ahora el camión podrá optar por el ferrocarril para conectar Valencia con Madrid o su destino final”. Se evitan así los 350 kilómetros que unen Valencia con la capital, uniendo el puerto de Valencia provisionalmente con Abroñigal y luego, probablemente de manera definitiva, con la terminal de Vicálvaro.

Esta nueva conexión ha sido posible gracias a la cooperación de la APV, Adif y el operador del servicio, la compañía Tramesa, y muestra una vez más la apuesta firme del puerto de Valencia por el ferrocarril.

Tal como señaló el director, el camino “crítico” es la compra de los vagones, que deben ser específicos para el transporte de los semirremolques. Por su parte, la APV tendrá que realizar algunos cambios. El punto elegido es el Dqiue del Este y se situará un pórtico en la playa de vías para que la grúa puedda desarrollar la operativa de carga y descarga de los camiones.