Un servicio de Valencia Marítima
Martes, 26 de octubre de 2021


UNO respalda la moción del PP en el Senado para frenar la propuesta del Gobierno de cobrar peajes en autovías
VM, 30/04/2021

El presidente de UNO, la Organización Empresarial de Logística y Transporte de España, Francisco Aranda, se ha reunido con el Grupo Parlamentario Popular en el Senado para analizar el contenido de la moción presentada en el registro de la Cámara Alta, para su debate en la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en la que el PP insta al Gobierno “a no llevar a la práctica su propuesta de cobrar peajes por circular por las autovías”. pic

A juicio de Francisco Aranda, presidente de UNO, “aumentar la recaudación a base de propuestas como esta, que supondrá un importante coste para los profesionales del transporte, es tremendamente inoportuno”. “En una época de crisis como la que atravesamos, lo único que conseguirá el Gobierno será frenar la competitividad y el crecimiento económico del sector”.

“Desde UNO trabajamos conjuntamente con los distintos actores implicados para hacer de España un hub logístico mundial y este tipo de propuestas nos alejan de nuestro objetivo; por ello, hemos respaldado esta iniciativa que, esperamos, evite que debamos pagar de nuevo por algo cuyo coste ya asumimos con nuestros impuestos”, asegura el presidente de la logística y el transporte.

En esta línea se muestra el portavoz de Transportes del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Bernabé, quien recuerda que “las autovías son infraestructuras públicas y gratuitas porque los españoles ya hemos pagado con nuestros impuestos su construcción” y subraya que “bajo ningún concepto debemos pagar dos veces por lo mismo”.

Bernabé denuncia la falta de consenso y diálogo con el resto de las fuerzas políticas y el sector del transporte, y asegura que la medida “traerá la pérdida de muchos empleos y el cierre de muchas empresas de transportistas”.

El sector del transporte supone el 8,5 por ciento del PIB y genera más de 1.300.000 empleos, lo que nos da una idea del alcance socio económico del sector y lo que supondría una cascada de quiebras de empresas por la decisión de cobrar peajes.