Un servicio de Valencia Marítima
Viernes, 25 de septiembre de 2020

Transporte Aéreo

El aeropuerto de Valencia registró 543.595 pasajeros en enero y creció un 15,9%
VM, 13/02/2019

El aeropuerto de Valencia registró un total de 543.595 pasajeros durante el pasado mes de enero, lo que significa un crecimiento del 15,9% respecto al mismo mes de 2018.

El tráfico internacional registró 401.127 pasajeros, un 19,4% más que el mes de enero del año anterior, mientras que el nacional supuso un total de 140.839 pasajeros, un 6,5% más que en el mismo periodo de 2018 y todo ello referido a vuelos comerciales.

Desglosado por nacionalidades el tráfico internacional, los países con más demanda de viajeros durante el mes de enero fueron Italia, con 100.724 pasajeros; seguido de Alemania, con 55.125 pasajeros; Reino Unido, con 44.902; Francia, con 43.746; Holanda, con 35.523, y Bélgica, con 19.890 pasajeros.

En cuanto a las operaciones, en enero se gestionaron un total de 5.720 vuelos, lo que supone un 11,3% más respecto al mismo mes de 2018. Del global de movimientos, 5.063 fueron vuelos comerciales, un 13,4% más.

Eros Recio
El aeropuerto de Valencia ha sido escenario de la actuación del artista Eros Recio, quien ha presentado su proyecto solidario “En busca del fin del mundo”. Eros es el primer bailarín profesional con síndrome de Down y con este espectáculo tiene el doble objetivo de reivindicar la danza inclusiva y rememorar el descubrimiento de las Islas Diego Ramírez y la llegada a la Antártida de expedicionarios españoles hace 400 años.

La obra trata de recrear la gran epopeya del cosmógrafo Diego Ramírez de Arellano, científico valenciano que, junto a los hermanos Bartolomé y Gonzalo Nodal, descubrió las islas que llevan su nombre en Chile, a unos 100 km al suroeste del cabo de Hornos. Según narra la historia, los expedicionarios llegaron hasta la barrera de hielo de la Antártida y regresaron a España para comunicar el hallazgo. Ocurrió el 12 de febrero de 1619 y con esta representación Eros Recio se ha propuesto recuperar a estas grandes figuras del olvido.