Un servicio de Valencia Marítima
Jueves, 24 de septiembre de 2020

Ferrocarril

FERRMED reclama a Fomento un plan detallado de las acciones del Corredor
Valencia acogió ayer una jornada organizada por Ferrmed sobre el impacto del Corredor Mediterráneo en las redes ferroviarias metropolitanas de los grandes nodos urbanos. En el encuentro participaron, entre otros, el presidente de FERRMED, Joan Amorós, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el subdirector general de la Autoridad Portuaria de Valencia, Manuel Guerra
VM, 14/12/2018

FERRMED organizó ayer un encuentro en Valencia en el que se dieron cita representanes de la Administración, los puertos y las empresas y los cargadores con el fin de analizar el impacto que tiene el Corredor Mediterráneo en las ciudades, algunas de ellas grandes hubs multimodales en los que conviven grandes flujos de pasajeros y mercancías que requieren superar numerosos retos.

pic
Manuel Guerra, Lluis Ferrando, Joan Ribó, Joan Amorós, Salvador Puigdengolas y Federico Félix


En la jornada inaugural participaron el alcalde de Valencia, Joan Ribó, el presidente de FERRMED, Joan Amorós, el subdirector general de la Autoridad Portuaria de Valencia, Manuel guerra, el vicepresidente de FERRMED para España, Federico Félix, y el decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la comunidad Valenciana, Salvador Puigdengolas.

Ribó aprovechó su intervención para reclamar el soterramiento de las vías en Valencia y que el túnel de Serrería se prolongue hasta Nazaret obteniendo un paso que conecte perfectamente el puerto, Mercavalencia y Ford con el fin de no perder competitividad y apostar por la sostenibilidad.

“No podemos permitirnos el lujo de quedarnos aislados del ámbito europeo y comformarnos con unas comunicaciones de hace más de un siglo”, denunció el alcalde, que recordó que los trenes que conectan dos grandes núcleos como Valencia y Barcelona siguen sin contar con ancho internacional.

Por su parte, Manuel Guerra reconoció que Valenciaport ha apoyado la iniciativa de FERRMED desde sus orígenes, pero alertó de que ahora hay que dar un paso más adelante y lograr crear “un FERRMED para la gestión”. “Por mucha justificación que haya para la ejecución de la infraestructura si no conseguimos que el tren sea más barato que el camión la iniciativa no irá adelante, no habremos hecho nada”, aseguró el subdirector general de la APV.

Puigdengolas recordó que el escenario económico está salpicado de pequeños nubarrones que hacen imprescindible acelerar proyectos como el Corredor e impulsar la conectivdiad. En ese sentido, defendió las ventajas del Corredor Mediterráneo para las empresas, señalando que en la actualidad el sector hortofrutícola está pagando tres céntimos más por cada 1.000 kilómetros recorridos y hasta 6 céntimos por kilo en los envíos desde Murcia o Alicante a Europa.

pic
Asistentes a la jornada celebrada ayer en el Veles e Vents



En relación al impacto del Corredor en el transporte aludió a la escasa cuota de mercado que todavía tiene el ferrocarril, apenas un 4% en el caso de España, al tiempo que resaltó las oportunidades que supondría para el sector logístico contar con áreas bien conectadas, amén de la reducción de hasta 900.000 toneladas de dióxido de carbono que permitiría el uso del tren. Estas ventajas se reflejan, tal como destacó Salvador Puigdengolas, en los resultados de una encuesta realizada por el Colegio, en la que si en 2015 el 9% de encuestados consideraba urgente el Corredor, la cifra asciende hasta el 86% en el presente año.

Por su parte, Joan Amorós hizo balance de los logros de los últimos años, pero incidió en que si bien es cierto que se han impulsado proyecto interesantes desde Europa, a la hora de la verdad cada estado miembro actúa como considera, lo que está produciendo serios retrasos en las actuaciones previstas: “A principios de año el ministro Ábalos aseguraba que el ancho internacional llegaría a Valencia en 2020 y ahora ya hablamos de 2021”. “No queremos proyectos prioritarios. Queremos una red prioritaria”, puntualizó el presidente de FERRMED, que recordó que diariamente pasan por la frontera hispano-francesa 19.000 camiones. Además, aseguró que desde la Comisión Europea ya reconocen que el Corredor no podrá ser realidad en 2030 y que son los países miembro los que tienen que ir avanzando.

En este contexto, FERRMED solicita al gobierno español que actualice el estudio sobre el Corredor elaborado en 2011 y lo ajuste a las inversiones reales y reclama un plan detallado de las acciones que se van a llevar a cabo a corto plazo, es decir, hasta 2021. En este sentido, debería incluirse la adecuada resolución el paso de trenes de mercancías en las grandes áreas urbanas, el ancho internacional hasta Murcia y Cartagena, las conexiones con terminales y puertos y las subestaciones eléctricas de tracción adicional, así como la ampliación el gálibo de carga y trenes de 750 metros de longitud.