Un servicio de Valencia Marítima
Lunes, 14 de octubre de 2019

Ferrocarril

Valencia y Aragón apuran sus opciones para incluir el Corredor Cantábrico en Europa
Los presidentes de la Comunidad Valenciana y Aragón, Ximo Puig y Javier Lambán, respectivamente, acuden a Bruselas a convencer a los representantes europeos a un día de que el Parlamento Europeo decida de manera definitiva que corredores incluye en la Red Transeuropea de Transportes
VM, 21/11/2018

Aragón y la Comunidad Valenciana defendieron ayer en Bruselas la inclusión del eje ferroviario entre Valencia, Sagunto, Teruel y Zaragoza en la Red Trasneuropea de Transportes.

pic
Miembros de las delegaciones aragonesa y valenciana durante el encuentro mantenido ayer en Bruselas


Dos delegaciones de ambos gobiernos autonómicos acudían ayer a Bruselas para participar en la jornada “Conectando Europa 2021-2027 en el Parlamento Europeo, junto a agentes sociales de ambos territorios, una jornada que se produce tres días antes de que se apruebe el plan que financiará las redes transeuropeas en el periodo 2021-2027.

Javier Lambán, presidente de Aragón, incidió en que “el Corredor Cantábrico-Mediterráneo es una actuación de alto interés estratégico para España, porque vertebra Comunidades Autónomas, y une dos puertos muy importantes como el de Bilbao y Valencia con la plataforma logística de Zaragoza”. También insistió en que esuna actuación de “alto interés europeo” ya que une una de las principales capitales logísticas del Estado, como es Zaragoza, con el principal puerto español de contenedores, el de Valencia.

“Hemos encontrado acogida y comprensión excelente” por parte de la Comisaria de Transportes, Violeta Bulc, y los responsables europeos, “y creemos que nos asisten muchas razones estratégicas y económicas”, añadió el presidente de Aragón.

En la misma línea se pronunció el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que afirmó que esta actuación une “dos espacios que son fundamentales, desde la perspectiva del comercio, la economía, la competitividad”, argumentos “sólidos y suficientes para que el Parlamento Europeo y la Comisión adopten una solución definitiva en el tramo Valencia-Zaragoza”. Tras la jornada, Puig manifestó que “se ha dado un paso definitivo y que el Corredor Cantábrico-Mediterráneo está más cerca que ayer.

El jefe del Consell defendía que la modificación planteada al Parlamento Europeo para lograr la conexión Zaragoza-Teruel-Sagunto encaja con los objetivos del Mecanismo Conectar Europa porque el espacio territorial que se mejoraría representa el 22% de la población española, con 10 millones de habitantes; el 22% del PIB nacional, con 260.000 millones de euros; el 22% del empleo (4,2 millones) y el 30% del PIB industrial, así como también el 25% del tráfico total de mercancías portuario y el 28% de las exportaciones de bienes, estimadas en 75.000 millones de euros.

En la jornada también participó el secretario de Estado de Infraestructuras, Javier Izquierdo, que reiteró el compromiso del Ministerio de Fomento con este ramal e hizo hincapié en que este “es un proyecto importante, necesario, para España en el que estamos implicados las administraciones autonómicas y el Gobierno de España conjuntamente”.

Por su parte, la comisaria Europea de Transportes, Violeta Bulc, mostró su convicción por que se incluya este tramo definitivamente. Recordó que “estamos en un punto crucial de las negociaciones para el nuevo periodo de financiación” y se mostró orgullosa de los esfuerzos que las partes implicadas están realizando para lograr este importante objetivo para la conectividad de España.

pic
Javier Lambán, Violeta Bulc y Ximo Puig atienden a los medios de comunicación



Los agentes económicos presentes en ambas delegaciones resaltaron las oportunidades que ofrece esta infraestructura, tanto en la reducción de costes logísticos como en la creación de empleo.

Votación
El próximo día 22 de noviembre se votan en el Parlamento las enmiendas a la ampliación de la Red Transeeuropea de Transportes. Para conseguir su inclusión de esta sección en la red básica se tramita como un ramal del corredor mediterráneo que ya figura entre los nueve prioritarios de la UE que configuran la red básica.

La decisión que se adopte el 22 de noviembre lograría revertir el revés sufrido el pasado verano cuando fue excluida por las autoridades comunitarias entre los proyectos a financiar. El potencial de este tramo, que une los puertos de Valencia y Bilbao y atraviesa la plataforma logística de Plaza, podría captar casi diez millones de toneladas más de mercancías a transportar que ahora se van por otras vías. Cuando se presentó la primera propuesta en junio de las actuaciones que se incluirían en el periodo 2021-2027 no se incluyó este ramal.

Ahora, la Unión Europea definirá las conexiones ferroviarias que formarán parte del plan financiero plurianual de la UE 2021-2027. Las redes incluidas tendrán una financiación europea que puede alcanzar el 50% del proyecto si se considera prioritario.

Inversiones
El Corredor Cantábrico-Mediterráneo constituye un elemento clave para territorios que concentran casi diez millones de habitantes y en torno al 21% del PIB de todo el Estado Español.

Actualmente, Adif está invirtiendo 386,8 millones de euros en el tramo Sagunto-Teruel-Zaragoza, con un horizonte de fin de obras de 2022-2023, y en el que ya se han invertido unos 50 millones de euros. Con estas obras se pretenden mejorar los tiempos.

Pero esto resulta, a ojos de todos los sectores implicados, claramente insuficiente, y reclaman retomar la planificación del gobierno central de hace una década para construir una línea de altas prestaciones y que elevaban la inversión a 4.000 millones de euros.

También la Autoridad Portuaria de Valencia tiene previsto invertir 53,6 millones de euros para la mejora de la línea ferroviaria entre Zaragoza, Teruel y Sagunto, según el Programa Plurianual 2017-2021 del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria.

“Todo ello resulta muy necesario ante la falta de homogeneidad en cuanto a sus características con el resto del corredor, lo que obliga a algunas de las empresas ferroviarias a optar por vías alternativas (Tarragona o Madrid).

Actualmente, una parte importante de los tráficos ferroviarios en el corredor está empleando itinerarios alternativos que suponen incrementos significativos de la distancia de transporte y, como consecuencia, corren peligro de dejar de ser competitivos frente al modo carretera. El itinerario vía Tarragona supone en el entorno de 150 kilómetros más que por la línea de Teruel, lo que representa un 40% de incremento en una relación de gran importancia como es la que une el área de Zaragoza con el área de Valencia-Sagunto-Castellón.