Un servicio de Valencia Marítima
Jueves, 23 de mayo de 2019


Un estudio desvela que el 92% de empresas valencianas no sabe hacer negocios por internet
VM, 14/03/2018

El 92% de las empresas industriales valencianas no sabe hacer negocio en Internet. Un dato que evidencia que el sector industrial de la Comunitat todavía no está preparado para la transformación digital, y al que se suma un 65% de compañías con estrategias de captación y fidelización de clientes “obsoletas”.

Asimismo, y aunque las empresas intuyen que en Internet hay una oportunidad para hacer negocio, -un 78% ha invertido en una nueva web en los últimos 3 años-, no les está reportando resultados comerciales.

Estas son las conclusiones del encuentro 'El estado del marketing en la Industria 4.0', organizado por la agencia valenciana de Inbound Marketing Connext y la agrupación innovadora Valmetal. El evento, respaldado por FEMEVAL, contó con la presencia de Marcel Cerveró, responsable de dirección y calidad de Valmetal, y Marcos García, co-fundador y director de estrategia de Connext.

García dio a conocer los resultados del estudio 'Estado de Marketing Industrial 2017-2018' elaborado por su equipo de expertos en marketing industrial y con una muestra cualitativa de empresas valencianas.

Del informe se desprende que los principales objetivos del marketing industrial son apoyar e impulsar las ventas y mejorar su presencia en su mercado. "Sin embargo, resulta contradictorio que para ello no se considere primordial ni fidelizar a los clientes actuales ni captar nuevos", apunta García.

De hecho, el 65% del origen de los contactos comerciales se obtiene mediante prospección comercial, una técnica tradicional que desaprovecha los recursos de Internet. Lo mismo ocurre con las acciones de fidelización, que todavía el 92% de empresas realiza mediante contacto comercial, ignorando a los nuevos consumidores digitalizados y las nuevas tendencias del mercado online.

Además, los equipos de marketing están preocupados por la efectividad, puesto que no pueden invertir en más recursos o equipo. No obstante, desconocen cómo ser más efectivos, ya que no disponen de un sistema CRM que les ayude a “ahorrar esfuerzos”.