Un servicio de Valencia Marítima
Lunes, 28 de septiembre de 2020

El puerto de A Coruña avanza en su apuesta por la intermodalidad

El Puerto de A Coruña ha dado un gran paso en su apuesta por la intermodalidad con la construcción de las nuevas instalaciones de Punta Langosteira, que están iniciando ya sus operaciones y se convertirán en el principal nodo logístico del noroeste español
Redacción Foro, 04/10/2012

Además de su ubicación privilegiada A Coruña cuenta con calados de hasta 24 metros, lo que permite el atraque de grandes buques, dispondrá de conexiones directas con las vías de alta capacidad tanto por carretera como por ferrocarril, y tiene un aeropuerto a escasa distancia. pic

Por otra parte, la ampliación de las instalaciones permitirá ofrecer una gran bolsa de suelo industrial y logístico, propiciando la implantación de nuevos operadores nacionales e internacionales.

Prueba de la solvencia de las instalaciones y la calidad del servicio que se ofrecerá en el Puerto Exterior es el acuerdo alcanzado recientemente con Pemex, la cuarta petrolera del mundo y la primera compañía de América Latina, para implantar en el puerto coruñés su base logística en Europa. La petrolera mexicana solicitó 30.000 m2 en el nuevo puerto destinados a operaciones de mezcla de gasolinas para exportarlas a México. La inversión para la construcción de la terminal supondrá una inversión de 70 millones de dólares y un movimiento anual de 2 a 2,5 millones de toneladas de mercancía, lo que propiciará un crecimiento del 20% en los tráficos del Puerto coruñés y un aumento del 15% en los ingresos anuales.

Además, esta decisión de la multinacional ha supuesto un revulsivo para la comercialización del Puerto Exterior. También ha sido significativa la repercusión de la operación desarrollada recientemente en las instalaciones de Punta Langosteira, de donde partió la plataforma especial “Blue Marlin” para trasladar a Australia el “Canberra”, el primer megabuque construido por el astillero ferrolano Navantia. Esta operación de gran complejidad técnica se realizó en el puerto exterior coruñés gracias a las condiciones de calado, superficie de agua abrigada y servicios de estas instalaciones, cuya idoneidad para la maniobrabilidad de grandes buques quedó también refrendada.

Al margen de este operativo desarrollado el agosto, ya se están realizando las primeras operaciones de carga de mercancía en el puerto exterior, para lo que ya se han coordinado todos los servicios portuarios, desde amarradores hasta prácticos, remolcadores o policía portuaria.

También se están ejecutando las obras de la tercera fase del Puerto Exterior, que permitirá aumentar los metros lineales de muelles abrigados y ganar superficie de explanadas hasta alcanzar 250 hectáreas.

Mientras tanto, se sigue avanzando en la modernización de infraestructuras. En las instalaciones urbanas permanecerán tráficos con grandes perspectivas de crecimiento como es el de contenedores, para el que se ha acometido una ampliación de la terminal y un aumento de su calado. También se ha puesto en marcha el nuevo Punto de Inspección Fronteriza (PIF), lo que ha permitido agilizar las inspecciones de la mercancía. Por tanto, la especialización de tráficos en ambos puertos, con el traslado de graneles al exterior y la dinamización de mercancía general en el interior, supondrá un gran espaldarazo para la apuesta por la intermodalidad que está desarrollando la Autoridad Portuaria, al ofrecer servicio para todos los sectores a los operadores, así como conexiones directas tanto por carretera como por ferrocarril desde ambas instalaciones portuarias.